martes, 3 de enero de 2012

El fracaso Energético a partir de la Ley No. 4115, del 21 de abril del 1955

Si le buscamos el origen a la gran mayoría de los problemas con los que convivimos los dominicanos, terminaríamos con una misma respuesta y/o salida, la irresponsabilidad política conjuntamente de la mano de la indiferencia de estos de cara a los problemas fundamentales que aquejan nuestra sociedad, y fundamentalmente los mas importantes los pobres, (los mas sufridos).

El 21 de Abril del 1955, durante el mandato Constitucional del ex presidente Rafael Leónidas Trujillo Molina, creó la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE), cuyo patrimonio estaba integrado por el conjunto de bienes de la empresa de servicio público de producción, transmisión y distribución de energía eléctrica. De esa fecha hasta el momento se han creado múltiples comisiones, empresas de distribución, a Ley General de Electricidad No. 125-01, del 26 de julio del 2001[3],se creó la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Posteriormente se crearon por decreto No. 923-09 las siguientes empresas: UERS, PRA, EGEHID, ETED, EDESUR, EDENORTE, EDEESTE, En fin una caterva de subdivisiones, que no han resuelto para nada el problema energético, mas solo han agravado la ausencia energética en el país.

Y si bien comprendemos que la desgracia histórica que ha padecido esta nación con relación al tema central de este análisis, vemos que desde 1955 a la fecha no se ha hecho lo debido para avanzar en este sector tan importante para todo país que aspire a desarrollarse y avanzar.

Entendemos que si para el momento de ese decreto que creo la CDE, de la mano con el se hubiese desarrollado un plan serio de concientización y uso racional de la energía eléctrica, además de haber desarrollado las debidas inversiones en esta área, "otro gallo cantaría".

Es penoso tener que tirar la toalla en cuanto a un sector tan importante.

Muy Responsablemente: Amed Numeiry Haza Moreno.

Niñas que son madres. (Tomado de Diario Libre).

Periódicamente se nos recuerda y alerta sobre el drama del embarazo en adolescentes. Y no se termina de dar con una solución que ataje el problema, o que por lo menos lo lleve a niveles menos dramáticos. Pero ya hay una voluntad más orquestada de buscar soluciones. Organizaciones privadas y públicas han articulado un "Plan Estratégico de Prevención de Embarazos en Adolescentes" en el que han colaborado especialistas de todos los ámbitos afectados. Y son muchos, porque como bien se señala en el informe, el embarazo adolescente es una puerta de entrada y reproductor del círculo de la pobreza. Un grave problema social.

RD, dentro de las Américas, es uno de los cinco países con más alto índice de embarazo adolescente: 92 por 1.000 mujeres.Y las más afectadas, son aquellas con menos años de educación, más pobres y que viven en áreas rurales. Ser madre adolescente aumenta la probabilidad de ser pobre de un 16 a un 28%. Además, el 37% de las que abandonan la escuela lo hacen por su embarazo.

La educación sexual es clave para prevenir los embarazos. Una educación inteligente, realista, sana. Alejada de tabúes religiosos y sociales. Una educación sexual no sexista (ya no estamos para cuentos de "mi gallo anda suelto" y bobadas similares) que permitirá, como se señala en el informe, aumentar los conocimientos de los adolescentes, mejorar la comunicación con sus padres, retrasar el inicio de las relaciones sexuales. Un Plan elaborado por quienes mejor conocen el tema y que merece el apoyo de todos.

IAizpun@diariolibre.com