martes, 3 de enero de 2012

Niñas que son madres. (Tomado de Diario Libre).

Periódicamente se nos recuerda y alerta sobre el drama del embarazo en adolescentes. Y no se termina de dar con una solución que ataje el problema, o que por lo menos lo lleve a niveles menos dramáticos. Pero ya hay una voluntad más orquestada de buscar soluciones. Organizaciones privadas y públicas han articulado un "Plan Estratégico de Prevención de Embarazos en Adolescentes" en el que han colaborado especialistas de todos los ámbitos afectados. Y son muchos, porque como bien se señala en el informe, el embarazo adolescente es una puerta de entrada y reproductor del círculo de la pobreza. Un grave problema social.

RD, dentro de las Américas, es uno de los cinco países con más alto índice de embarazo adolescente: 92 por 1.000 mujeres.Y las más afectadas, son aquellas con menos años de educación, más pobres y que viven en áreas rurales. Ser madre adolescente aumenta la probabilidad de ser pobre de un 16 a un 28%. Además, el 37% de las que abandonan la escuela lo hacen por su embarazo.

La educación sexual es clave para prevenir los embarazos. Una educación inteligente, realista, sana. Alejada de tabúes religiosos y sociales. Una educación sexual no sexista (ya no estamos para cuentos de "mi gallo anda suelto" y bobadas similares) que permitirá, como se señala en el informe, aumentar los conocimientos de los adolescentes, mejorar la comunicación con sus padres, retrasar el inicio de las relaciones sexuales. Un Plan elaborado por quienes mejor conocen el tema y que merece el apoyo de todos.

IAizpun@diariolibre.com

No hay comentarios: